0

Lástima que terminó

20131222-220524.jpg
Acaba de terminar el mercadillo artesano y ya echo de menos a las compañeras y a la gente que nos ha visitado.
Ha sido una experiencia fantástica, el lugar perfecto para saber de primera mano lo que le gusta a la gente, lo que más le llama la atención y lo que acaba comprando.
Aquí estoy con Tori y Shaunna, que vinieron a visitarnos.

20131222-221016.jpg
Han tenido mucho éxito los belenes

20131222-221148.jpg
Y los Yodas

20131222-221231.jpg
Lo mejor de todo, saber que ya estarán en casas donde los van a cuidar con tanto cariño como los he hecho yo.
¡¡Feliz Navidad a todos!!

0

Velas viejas, nueva vela

image[7]

Esta idea es sencilla, barata, rápida y nos ayuda a aprovechar los restos de velas que podemos tener en casa.

Reúne las velas viejas, conviene que estén más o menos limpias y corta la cera que quede en trocitos. Usa una lata limpia para poner esos trozos de cera al baño maría en un recipiente.

image[2]

Mientras la cera se derrite, prepara el frasco de cristal donde vas a hacer la nueva vela. Yo he usado uno de yogur.

image

Si tenéis mecha para velas, podéis usarla. Yo, como no tenía, me hice con un trozo de lana de algodón de unos quince centímetros. Até un extremo a un palillo de los chinos (siempre reciclando) para asegurarme de que la mecha estuviera bien centrada y no se moviera.

image[1]

Llega entonces el momento de verter un poco de cera líquida. No olvidéis usar un guante o paño de cocina para no quemaros. Recoloca la mecha si es necesario y termina de llenar el recipiente con la cera.

image[3]

Tarda muy poco en enfríar y solidificarse. Ya solo queda quitar el palillo y cortar la mecha.

image[5]

Si os apetece, podéis añadir a la cera cuando está liquida unos granos de café, piedrecitas o cualquier otra cosa. Si las velas que estáis usando son de distintos colores, podéis mezclarlos y derretirlos todos juntos al baño maría o  hacer cada color por separado e ir formando capas (es importante dejar que se enfríe cada una antes de añadir otro color).

Espero que os guste la idea, la probéis y me mandéis comentarios, fotos, dudas… ¡Lo que queráis!

Y no olvidéis suscribiros.

0

Amigurumis

Hoy me toca la delicada tarea de ponerles los ojos a los niños Jesús, San José y Virgen Marías que estoy preparando para vender en el mercadillo navideño de artesanos. No es fácil y hay que tener buen pulso.

20131204-180843.jpg

0

Adornos de pasta de sal

No hace falta que os diga que la Navidad está a la vuelta de la esquina. De hecho, no hace falta ni llegar a la esquina, ya llevan algunas semanas los turrones en las tiendas y los anuncios en la tele. El puente de diciembre es el momento ideal para decorar la casa y añadir cada año nuevos adornos al árbol, mucho mejor si los hacéis vosotros mismos con la ayuda de los peques. Estos de la foto los he hecho con mi hijo Pablo y nos han quedado la mar de  bonitos.

image[9]

Una posibilidad fácil y sencilla consiste en preparar una pasta de sal y hacer los adornos utilizando cortapastas, moldes o cortadores de galletas. Se trata de una masa que podéis hacer en muy poco tiempo y que además, no es tóxica.

Los ingredientes no pueden ser más sencillos y todos los tenemos en casa.

Necesitaréis harina, sal, agua, pintura acrílica y pinceles, palillos, lana o lazos estrechos y purpurina (opcional).

La receta:

• 1 taza de sal fina

• 1 taza de harina

• 1/2 taza de agua (se puede agregar más si es necesario)

Sugerencia: añade una gota de extracto de vainilla o un poco de canela a la masa para que además huela fenomenal.

Comienza mezclando la sal y la harina en un cuenco grande. Haz un hueco en la mezcla y añade poco a poco el agua.

20131202-190442.jpg

Deja que tus hijos metan las manos y amasen hasta que quede suave. Esta parte de proyecto puede ser la más divertida para ellos. Cuando esté lista, puedes añadir unas gotitas de colorante alimentario (opcional).

image[1]

Si está demasiado pegajoga, como en la foto de abajo, se puede añadir un  poco más de harina.

image[3]

Utilizad un rodillo o una botella grande (con supervisión si es de cristal) para extender la masa e id cortando formas con ayuda de los cortadores de galletas o moldes.

image[5]

También puedes dejar que tus hijos hagan sus propias creaciones como si fuera plastilina.

Una vez terminados los adornos, haz un agujero en cada uno con ayuda de un palillo y deja que terminen de secarse por completo en una bandeja.

image[6]

Tardan uno o dos días en endurecerse al aire, depende del grosor de las piezas. Si no podéis esperar tanto, se pueden hornear a unos 100 grados durante diez minutos, algo más de tiempo si son más grandes. Es importante vigilar el horno para que no se tuesten demasiado.

image[7]

Pintad los adornos y, si queréis, espolvoread purpurina cuando aún esté húmeda la pintura base. Dejad secar bien, meted los lacitos o trocitos de lana por el agujero y… ¡Al árbol!

image[8]

Idea: Haz un círculo grande con la masa y deja que tu peque estampe la huella de su manita en él, añade la fecha y ya tienes un recuerdo que querrás guardar toda la vida.

¡Espero que os haya gustado y que disfrutéis mucho de vuestra familia esta Navidad!