2

The Big Bang Theory, versión amigurumi

Bueno, bueno, bueno. Lo prometido es deuda. Por fin he terminado los personajes de esta serie y, aunque no debería decirlo yo, han quedado muy bien.
Aquí os dejo algunas fotos del proceso.
Si tenéis unos conocimientos básicos de ganchillo, os animo a que probéis a hacer muñecos con esta técnica. En Internet podéis encontrar decenas de tutoriales con instrucciones, videos y fotografías que muestran cómo hacerlos paso a paso. Pero, os aviso, es un vicio

0

Amigurumi. Los personajes de “The Big Bang Theory”

Estos días estoy trabajando en un proyecto muy creativo, transformar los personajes de la serie televisiva de moda, “The big Bang Theory”, en criaturas de ganchillo.
Son un encargo para un amigo y es una sorpresa. Guardadme el secreto, ¿eh?

Este es el primero, Sheldon Cooper:

Estas son las sorpresas que me encuentro yo gracias a la creatividad de mi hijo Sammy. Aprovechando un despiste mío y viendo los alfileres que Sheldon tenía en la tripa, decidió darle vida con un par de “bocadillos” y unos gritos de ayuda 😉

Ya casi está terminado. Solo falta el pelo, la cejas y un par de detalles más.

Sheldon terminado. ¡Bazinga!

Y aquí está con un hijo que le ha salido en mi taller. Os presento a Sheldoncito:Os seguiré enseñando cómo va este proyecto. Tengo que hacer otros cuatro personajes.
Besos Sigue leyendo

0

De tapones a monstruos

image[9]

Hay pocas cosas más divertidas que unos monstruos como estos. A los niños les encantan y pueden hacerlos ellos mismos con algo de ayuda y supervisión, depende de su edad.

Además, es una buena manera de reciclar.

image[8]

Desde hace algún tiempo, unos dos años, guardamos los tapones de botellas y cartones de leche para llevarlos a centros donde los recogen y reciclan.

Seguro que ya sabéis que todo empezó como una manera de recaudar fondos para un niño con una de las llamadas enfermedades “raras”, por lo poco comunes que son y, en consecuencia, con pocos recursos dirigidos al tratamiento de estos pacientes.

Pero vayamos al grano que me voy por las ramas…

Para hacer esta manualidad, recoge tapones durante algún tiempo. Lo más cómodo es tener una caja o tarro en la cocina para ir recogiéndolos. Yo los voy metiendo en una bolsa de tela que tengo detrás de la puerta de la cocina.

Cuando hayáis reunido unos cuantos, estáis listos para empezar.

Esto es lo que vais a necesitar:

image

  • Los TAPONES de plástico, of course!
  • Ojos saltones para pegar a las criaturillas
  • Goma EVA o cartulina
  • Limpiapipas o alambres forrados de chenilla
  • Pegamento o cola blanca
  • Rotulador negro
  • Tijeras
  • Corchos e imanes (solo si quieres transformarlos en imanes para la nevera)

Empecé dibujando algunas caras en un cuaderno. Esta parte es divertida, no os la saltéis. O, si os atrevéis, decidid sobre la marcha. ¡Viva la espontaneidad! Si los niños son mayores, puedes ofrecerles todo el material para que lo tengan frente a ellos y dejar que creen sus propias caras.

image[1]
Lo primero que hicimos con los tapones fue pegar los ojos con un poco de cola blanca. En las tiendas de manualidades y en las papelerías podéis encontrar varios tipos de ojos saltones. Los hay con pestañas, con fondos de color o con pupilas también de distintos colores.

image[2]
Las bocas se pueden dibujar sobre la goma EVA o la cartulina blanca. Dibuja los dientes y el resto en negro, añade si quieres una lengua, etc. Se recortan y se pegan también.

image[3]

Los limpiapipas o alambres con chenilla se pueden cortar en trocitos pequeños para hacer cejas o pelo y pegarlas también con cola.

image[4]
Si los niños son más pequeños, ayúdales a pegar los ojos y deja que dibujen ellos mismo las bocas con un rotulador.

Pueden usar estos tapones para jugar o podéis convertirlos en unos imanes de lo más cuco.

Pega un trozo de corcho al interior del tapón con pegamento de contacto y un imán al corcho. Esta parte es mejor que la hagáis los adultos.

image[5]image[6]

Quedan genial en la nevera para colgar las obras de los artistas que tengáis en casa.

image[7]

Espero que os haya gustado esta idea, ya me contaréis.

0

Hamburguesas vegetarianas

Hola gente,
llevaba unos días sin pasarme por aquí, demasiado trabajo atrasado después de las vacaciones de navidad. ¡Qué le vamos a hacer! Hay que comer.
Hoy os traigo una receta para hacer hamburguesas sin carne. Aunque no seáis vegetarianos, es una buena manera de comer algo distinto y muy nutritivo.
Yo tengo un vegetariano en casa así que no me ha quedado más remedio que agudizar el ingenio para combinar los gustos y necesidades de todos.

Ingredientes:
Dos tarros de lentejas cocidas (Peso neto de cada uno 570-580 gr. aprox),
image[2]
200 g de nueces cortadas en trocitos,
image[4]
medio vaso de leche,
2 tazas de germen de trigo,
una cucharadita de comino en polvo,
una cucharadita de mostaza,
una cucharadita y media de orégano,
tres cucharadas de aceite de oliva,
dos huevos batidos,
12 dientes de ajo picados,

image
image[1]
una cebolla picada,
sal y pimienta.

Escurrir los dos tarros de lentejas para para quitar todo el agua. Triturar con ayuda de una batidora.
image[3]
A continuación, se añaden las nueces cortadas en trocitos.
image[6]
Después, la cebolla y el ajo picados,
image[5]
una cucharadita de mostaza,
image[9]
una cucharadita de comino
image[8]
y cucharadita y media de orégano.
image[7]
Se añaden después dos huevos un poco batidos,
image[12]
media taza de leche
image[14]
y el germen de trigo.
image[13]
El germen de trigo actúa como aglutinante de la masa y tiene un alto valor nutritivo para los vegetarianos.
Mezclar todo bien y añadir 2 o 3 cucharadas de aceite de oliva.
image[10]
El último toque, como siempre, un poco de sal y pimienta negra al gusto.
Se fríen en una plancha o en una sartén muy caliente con un par de cucharadas de aceite de oliva. Se pueden tomar solas o hacerlas como una hamburguesa tradicional, con rodajas de tomate, lechuga, pepinillos, incluso ketchup y mostaza.
O también están muy sabrosas con queso fundido, setas a la plancha, cebolla caramelizada…
image[15]

image[16]
Las opciones son infinitas y varía mucho según vuestro gusto. Aunque no seáis vegetarianos, estas hamburguesas son una buena opción para tomar menos carnes rojas y también para conseguir que los niños tomen legumbre.

Animaos a probarlas, son muy sabrosas. ¡Os van  a sorprender!

Imagen
2

Empezar el año con fuerza

Empezar el año con fuerza

El frío no puede ser excusa. Nos abrigamos y ya está.
A disfrutar del sol y del campo. Ya sabéis que hacer ejercicio, aunque sea suave, y estar al aire libre es bueno para todo.
Aquí os dejo una foto de la HAPPY GREEN family, preparada para salir a dar una vuelta en bici y para enfrentarnos a todo lo que nos traiga el 2014, bueno, malo o regular.
¡Mil besos!