La colcha que dio la vuelta al mundo (o casi)

IMG_6592-0.JPG
Siempre me han gustado las colchas de retales o de patchwork.
Cuando estaba preparando nuestro viaje alrededor del mundo, no dejaba de pensar en maneras de recordar esta aventura para siempre. Además de las fotos, los diarios de viaje que llevábamos cada uno y nuestros propios recuerdos, se me ocurrió que estaría bien comprar una tela en cada ciudad o país y hacer después con ellas una colcha de patchwork.

Y eso fue exactamente lo que hice. No fue tan fácil como pensaba, no siempre encontré tiendas de telas ni las opciones que quería, pero persistí y logré volver a casa con mi pequeño tesoro.

IMG_6586-0.JPG

De izquierda a derecha y de arriba abajo: Nueva York, San Francisco, Hawaii, Japón, Hong Kong, Camboya, Tailandia, Nepal, Estambul, Jordania y España.

La elaboración en sí no es complicada, pero sí muy laboriosa. Tuve que invertir varios fines de semana de septiembre y octubre para terminarla.

El primer paso fue decidir el diseño de la colcha. Después, cortar los cuadros con ayuda de una regla y un cutter circular.

regla y cuchilla patchworkDespués, hay que estudiar las combinaciones de colores hasta dar con la que más nos guste.

Siguiente paso, tenerlo todo muy ordenadito para no liarnos más de la cuenta. Con la ayuda de un esquema que dibujé y gracias a tener los cuadrados numerados como véis en la foto de abajo, pude ir cosiendo tiras de la colcha. Cuando terminé, las uní lateralmente.

Conviene ir planchando las costuras para que queden bien. Cuando está terminado el rectángulo que forma la colcha, se une al relleno que hayamos elegido y a la tela lisa que hará de forro posterior. Por último, se cose un borde alrededor de la colcha. Yo usé cinta de bies que ya viene doblada y planchada para facilitar la tarea.

picstitchAunque estas colchas son típicas de Estados Unidos, durante los últimos años se han puesto de moda en otros países.

También en España, donde han resurgido con fuerza las mercerías. Pero no son como las de antes, sino locales muy cuidados y acogedores dónde podemos encontrar gran variedad de telas y todos los materiales necesarios para realizar estas colchas. En muchas de estas tiendas se ofrecen además talleres de costura para iniciarse en este mundillo.

Estas son algunas de mis favoritas en Madrid: La Laborteca, Black Oveja y Patchwork y algo más.

Y, como ya habréis notado, además del patchwork, se está viviendo un renacimiento de todas las labores, todo lo que tenga que ver con el handmade y la corriente del slow living.

También han resurgido el punto, el ganchillo, los telares o incluso el bordado. Pero con un giro mucho más divertido y creativo. Nada que ver con los patuquitos o paños para encima de la tele que hacían las abuelas.

Lo mejor es que probéis varias cosas hasta encontrar lo que más os guste.

Espero que os haya gustado mi colcha viajera. Yo sé que la guardaré siempre con cariño.

 

 

2 comentarios en “La colcha que dio la vuelta al mundo (o casi)

  1. Although, late, VERY late, I congratulate you on the mind-blowing quilt that you have made, using pieces of cloth from your “around the world” trip. Gorgeous, really!

    Reminds me of a patchwork quilt that my Grammy made…. which my sister has in her closet in the USA.

    Fabulous, yes indeedy!

    La Yankee…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s