De París a Portland

Tras la locura del viernes 13 en la que nunca debería dejar de ser la Ciudad de la Luz, seguimos con el susto en el cuerpo y la tristeza de vivir aquí cerca, en Europa, lo que desgracidamente ocurre todos los días en otros lugares del mundo menos fotogénicos.

Personalmente, llego a la conclusión de que no hay nada como conocerse una misma para poder sobrevivir estos días con un mínimo de cordura.

Cuando el odio y la intolerancia muestran sus horribles rostros, cuando las cosas se ponen feas y necesito algo que me distraiga de la realidad (siempre con un ojo en los informativos), nada como entretener las manos con algún proyecto creativo y artesanal.

Llevaba algún tiempo sin utilizar mi telar y, en cuanto he podido encontrar un hueco después del trabajo, me he puesto a ello.

He utilizado para la urdimbre de este chal una marvillosa lana Malabrigo (made in Perú) que llevaba tiempo queriendo utilizar: es una mezcla lujosa y suave de seda y alpaca.

La otra lana que he usado la compré este verano pasado en Portland (Oregón) y me ayudará a recordar esa fantástica ciudad cada vez que use el chal/bufanda.

Esta foto refleja muy bien el espíritu de la ciudad.

Lo más laborioso es preparar la urdimbre. Hay que sujetar el telar a una mesa, medir la lana, enhebrar después los cabos… Cuando compré este telar hace un par de años, no tenía ni idea de cómo hacer estas cosas. Afortunadamente, tenemos acceso a todo tipo de vídeos con instrucciones y explicaciones en YouTube y otras plataformas, como Pinterest.

Ya sé que soy un poco friki, pero es que me encantan estas cosas: lanas, texturas, colores…

Una vez preparada la urdimbre, la labor avanza rápido y es muy gratificante ir viendo, pasada tras pasada de la lanzadera, cómo aparece el tejido poco a poco, casi como por arte de magia. Este chal mide unos 35 cm de ancho y 145 cm de largo (sin incluir los flecos) y tardé unas 6-7 horas en terminarlo.

Como os digo siempre, animaos a probarlo. Y después, me lo contáis.

Aprovecho el sol de este noviembre cálido para enseñaros el resultado final.

 

2 comentarios en “De París a Portland

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s