2

Bálsamo labial casero 

Cuando veáis lo fácil que es hacer vuestro propio bálsamo labial, vais a dejar de comprarlo.

Como os digo siempre, probadlo. Es natural, lo vais a hacer a vuestro gusto, es económico, ecológico y, además, perfecto para niños y abuelos, para vosotros o para regalar a los amigos.

¿Qué vais a necesitar?


5 cucharadas soperas de aceite de coco o almendras.

3 cucharadas soperas de bolitas de cera de abeja (unos 30 gramos).

Unas gotas de aceite esencial de vainilla o menta (por ejemplo).

Un cazo y un bol que aguante el calor.

Una cuchara de madera o un palillo chino.

Tarros pequeños para envasar el bálsamo.

INSTRUCCIONES

Calentamos “al baño María” la cera hasta que se derrita.

.

Añadimos el aceite de coco (o almendras).

 

Lo retiramos del fuego y añadimos unas gotas de esencia (opcional). Yo he utilizado una de menta.

 

Vertimos con cuidado en los tarros. Hay que hacerlo rápidamente, antes de que se enfríe la mezcla.

 

Dejamos enfriar.

¡Listo!

Feliz día a todos.

 

0

Huerto en una mesa

Se acercaba el cumpleaños de Mike y tenía que pensar en un regalo para mi “dear husband”. Conociéndolo como lo conozco, sabía que le haría ilusión tener una mesa de huerto dentro de una terraza cerrada que tenemos en casa y poder así cultivar todo el año. Me lancé a buscar opciones por Internet y me decidí por una de Planeta Huerto. Es bastante grande, está hecha de madera tratada y en el kit de cultivo me mandaron además: un libro sobre huertos urbanos, la tela que se pone debajo de la tierra, productos ecológicos para tratar las plantas contra plagas y una herramienta de trabajo.
El regalo fue un éxito (plas, plas, aplausos, “Raquel, bien hecho”, me dije a mí misma).

La montamos entre los dos y fijé la tela con clavos.


Una vez colocada la tela, echamos grava para facilitar el filtrado del agua.


El siguiente paso consiste en colocar un bloque de sustrato de fibra de coco. Este tipo de relleno para macetas es muy útil en las mesas de huerto porque pesa poco y facilita el poder mover después la mesa si es necesario.


Se va humedeciendo con agua poco a poco y va creciendo hasta varias veces su volumen.


Una vez preparada la fibra de coco, añadimos perlita (silicatos de origen volcánico que se expanden y son muy porosos y ligeros).


Añadimos por último el humus de lombriz. Un abono de muy buena calidad.


Estos son los productos ecológicos anti-plagas que usaremos.


Ya solo quedaba plantar las semillas (ahora mismo tenemos tomates, guisantes y pimientos), regar y esperar.

0

Cultivar setas en casa

¡Hola, gentecilla! ¿Cómo os ha ido el mes de enero? Ya casi se acaba. Así que, si aún no habéis pensado en algunos propósitos para el año nuevo, este es el momento.

En casa tenemos el propósito de comer cada vez mejor y más sano. Es un propósito que reciclamos de año en año. Hace poco, por ejemplo, invertimos en una licuadora de calidad para hacer zumos de frutas y verduras aprovechando al máximo sus vitaminas y otras propiedades. Son licuadoras de prensado en frío. Os las recomiendo. La idea surgió cuando vi uno de esos aparatos en la feria Biocultura de Madrid.


Fue allí también donde descubrimos la idea que os traigo hoy. Una manera divertida y sencilla de cultivar setas en casa. Es sencilla porque la empresa que prepara estas cajas ya te lo da casi todo hecho, solo tienes que regarlas un par de veces al día. Y divertido porque es tan sencillo que pueden participar todos, niños y mayores, y ver cómo crecen las setas día a día. Dentro de la caja hay una bolsa que ya viene preparada con las semillas de las setas plantadas en posos de café. Una manera muy imaginativa de reciclarlos.

La caja que compramos es de la empresa Esporas, que produce setas de forma ecológica y cooperativa. Con estas cajas se pueden cultivar en casa setas de la especie Pleurotus Ostreatus (Champiñón Ostra) que, además de tener un nombre que parece de dinosaurio, están ricas ricas.

Cuando por fin salieron, despues de muchos días de esperar y regar, las preparamos en casa de la ajillo y nos encantaron a todos. Muy buen sabor y con la ilusión que da comer algo que has cultivado tú mismo.

2

De bolsillo de vaquero a sujeta-móvil

Una idea para hacer con uno de los vaqueros viejos que todos tenemos por casa.

Se trata de recortar uno de los bolsillos traseros para hacer un bolsito con asa donde meter el móvil mientras lo cargamos.

Materiales necesarios:

– Vaquero viejo

– Tijeras

– Hilo y aguja

– Cuentas de colores para decorar (o cualquier otra idea que se os ocurra)

Es bastante sencillo, creo que las fotos explican bien el paso a paso. ¡Besos a repartir!

2

Jabón de Avena y Canela

IMG_7482Hoy toca jabón.

Llevaba algún tiempo con los ingredientes en una cestita, mirándome cada vez que me cruzaba con ellos, recordándome que soy más dada a la procrastinación de lo que me gustaría admitir. Pero por fin, me he decidido, he llevado la cesta a la cocina y me he arremangado.

Ahora estoy más feliz que una perdiz. Ha sido rápido e indoloro. Y muy gratificante. En una hora, tenía mis jaboncillos listos para retratarlos y enseñároslos.

Os voy a enseñar a hacer jabón de canela y avena. Podéis usar la misma receta para cualquier otro aroma. Este de canela es muy aromático y, gracias a los copos de avena, también exfoliante.

Además de natural y, como os he dicho, fácil de hacer.

Materiales necesarios:
-Entre 750 gr y 1 kg de base de jabón.
-Aceite de esencia de canela.
-Copos de avena.
-Canela.
-Moldes (yo he usado moldes de silicona que se utilizan habitualmente para repostería y también recipientes de yogur limpios y secos).

La esencia de canela y la base se pueden comprar en tiendas especializadas, ya sea de manualidades o de productos químicos. Yo las compré en Manuel Riesgo, una tienda de Madrid llena de historia y el referente en estas cosas para los que vivimos aquí. Está en el centro de la ciudad, en la Calle del Desengaño, 22. No me digáis que no os gusta hasta la dirección. Fui en navidades e hice esta foto para enseñaros la tienda:

IMG_6923No os asustéis, la tienda está en color, pero no me he podido resistir a ponerla aquí en blanco y negro 😉

También tienen tienda en Internet (aquí), pero con mucho menos encanto.
Os recomiendo que la visitéis, al menos una vez en la vida. Es toda una experiencia y los dependientes os aconsejarán sobre cualquier duda que podáis tener.
IMG_7472

El primer paso es cortar en trozos la base de jabón. La ponemos en un recipiente apto para microondas y ¡para dentro!IMG_7473-0

Calentar la base en incrementos de 30 segundos. Abrir la puerta de vez en cuando para ver cómo va y remover con una cuchara de madera.

IMG_7474-0
En total, creo que lo tuve en el microondas unos cuatro minutos a una potencia bastante baja.

Tiene que quedar completamente líquido. Es entonces cuando añadimos unas gotas de esencia de canela (a ojo). Un poco de canela en polvo y una taza de copos de avena.

IMG_7476

Hay que hacerlo en poco tiempo, ya que la base comienza a endurecerse enseguida.
Verter en los moldes y ya está. A esperar.

IMG_7478

Como yo he usado moldes de silicona, no tendré problema para sacarlos. Para otro tipo de moldes, conviene untarlos previamente con un poco de aceite de cocina.

Mis jabones han tardado muy poco en endurecerse a temperatura ambiente. Aun así, conviene tenerlos unas horas en los moldes. Si queréis, se puede acelerar el proceso metiendolos en el frigorífico.

Espero que probéis a hacerlo en casa, tanto para vosotros como para regalar.

 

0

El bicarbonato, ese gran desconocido

2014-03-27 11.30.56¿Aún no sabes todos los usos que tiene? Aquí te dejo algunos que son de lo más variopinto. Hay para todos: limpieza de la casa, trucos de belleza, consejos para las mascotas…

1. Para limpiar frutas y verduras de manera más eficaz. Añade un poco a una esponja limpia y húmeda. Frota las manzanas, tomates, lo que quieras; aclara y listo para comer con seguridad.

2. Para limpiar cepillos y peines: mezcla 1 cucharadita de bicarbonato y un poco de de agua tibia. Deja a remojo un tiempo, enjuaga y seca.

3. Para proteger los cojines de las sillas y tumbonas de jardín cuando llega el frío y hay que guardar estos muebles. Espolvorear un poco de bicarbonato bajo los cojines.

4. Para limpiar la parrilla o barbacoa: echar un poco de bicarbonato en un cepillo húmedo, frotar la parrilla y enjuagar.

5. Para limpiar las alfombras y moquetas. Espolvorear bicarbonato, esperar al menos 15 minutos (mejor si se deja así toda la noche) y después pasar el aspirador.

6. Para que la ropa quede más limpia y brillante (ser la envidia de tus vecinas y conseguir que Ariel te fiche para su próximo anuncio): añadir 1 taza de bicarbonato al cajetín de la lavadora, junto con tu detergente habitual.

7. Para limpiar más fácilmente esos restos de comida que se quedan pegados a fuentes, ollas y sartenes (o cuando por desgracia se te quema algo), espolvorear bicarbonato, añadir agua caliente y líquido lavavajillas. Deja reposar la mezcla durante 15 minutos y después, friega los cacharros con menos esfuerzo.

8. Para hacer tu propio detergente y limpiar de manera ecológica bañeras y lavabos. Mezcla media taza (tamaño café solo) con una cucharada de detergente líquido. Agrega después vinagre para darle una textura más cremosa.

9. Para apagar un incendio (si es pequeño). ¿Cómoooo? Me refiero a cuando estás friendo algo y el aceite de la sartén se prende. Espolvorea bastante bicarbonato sobre ella para extinguir las llamas. Recuerda que nunca hay que echar agua. Si no tienes bicarbonato a mano (un buen truco sería meterlo en un salero y mantenerlo cerca de la cocina), lo mejor es intentar cubrir la sartén con una tapa. Pero con cuidadín, please.

10. Para limpiar tanto el lavavajillas como la cafetera: haz un lavado o ciclo vacío, usando bicarbonato para limpiar estos electrodomésticos a conciencia.

11. Para relajarte y suavizar la piel: agregar una taza (tamaño café solo) de bicarbonato al agua del baño. Esto viene fenomenal después de limpiar toda la casa siguiendo mis primeros diez consejos.

12. Para devolver el brillo a la plata. En fin, un poco en desuso lo de las bandejas y candelabros de plata, lo sé. Pero todos tenemos alguna cosita, pendientes, cadenas, pulseras de plata y supongo que también habrá que limpiarlos muy de vez en cuando. Combina tres partes de bicarbonato con una parte de agua. Frota esta pasta en la superficie a limpiar con un paño o una esponja limpia. Enjuaga bien y seca.

13. Para los que tenéis gatos. Espolvorea bicarbonato en la bandeja de arena del animalillo y después la propia arena encima. Este truco ayuda a reducir los malos olores.

14. Seguimos con el tema “animales en casa”: Se puede usar el bicarbonato para cepillarle los dientes a los mascotas. Yo tengo dos perros y nunca he cuidado a este nivel sus dientes, pero si te animas, esta es una forma segura y eficaz de hacerlo.

15. Para aliviar de manera inmediata el dolor de las picaduras de insectos o de las quemaduras solares. De nuevo, mezcla bicarbonato con un poco de agua y aplícalo directamente en la zona.

16. Para desatascar rápidamente el desagüe de la cocina: vierte una taza de bicarbonato seguido de una taza de vinagre caliente.

17. Para reducir la caspa: prescinde del champú habitual durante una semana y masajea el cuero cabelludo húmedo con un puñado de bicarbonato.

18. Para hacer gárgaras o como enjuague bucal: mezclar una cucharadita con agua.

19. Igual que pasaba con los cepillos para el pelo, también los cepillos de dientes pueden beneficiarse de una buena limpieza a fondo con este consejo: remójalos en una mezcla de media taza (pequeña) de bicarbonato y media taza de agua. Deja los cepillos allí dentro durante toda la noche y enjuégalos bien por la mañana.

20. Para mejorar una tortilla y hacerla más esponjosa: añade media cucharadita de bicarbonato por cada tres huevos.

21. Para evitar que crezcan las malas hierbas: espolvorea un poco de bicarbonato en las grietas de los suelos de piedra de terrazas y jardines.

22. Para prevenir las puntas abiertas y mantener el pelo sano: mezcla un poco de bicarbonato con el acondicionador.

23. Para limpiar a fondo un inodoro, echa media taza de bicarbonato en la taza, déjalo unos minutos y limpia el inodoro.

24. Para exfoliar suavemente la piel: haz una pasta compuesta por 3 partes de bicarbonato por cada parte de agua. Aplica en la cara con los dedos y haciendo un movimiento circular. Después, aclara bien la piel.

25. Para desodorizar un desagüe: vierte aproximadamente media taza de bicarbonato por el desagüe, seguido por media taza de vinagre. Después de 15 minutos, vierte además agua hirviendo para limpiar los residuos. NOTA: No mezcles este método de limpieza con otros productos desatascadores.

26. Como pasta de dientes blanqueadora. Mezcla media cucharadita de bicarbonato con media de agua oxigenada y tu dentífrico habitual. Cepíllate los dientes, deja que actúe unos minutos y aclárate.

¡Enhorabuena! Has llegado al final de esta larga entrada. Bueno, casi…

27. Y, por supuesto, el uso más conocido del bicarbonato. Para evitar la acidez estomacal: crea un antiácido casero mezclando media cucharadita de bicarbonato con medio vaso de agua.

Ya sé que son muchos usos. Y me quedo corta. He visto muchos más en Internet, pero lo dejo para la segunda parte…

Besos.