0

SUPERFOOD: Los alimentos más sanos

foto verduras y frutas

Os dejo aquí esta lista (larga, lo sé) de alimentos que no deberían faltar en ninguna dieta. Hay muchos más, por supuesto, pero estos son esenciales.

¡Buen provecho, amigos happy-green-lifeños!

 

Kiwi

Vitamina C y antioxidantes. Nos ayuda a defendernos de las agresiones externas. Además de fibra y ácido fólico, muy recomendable para embarazadas, niños y personas mayores.

 

Nuez

Estupenda para el corazón, equilibra el colesterol y la presión arterial.

 

Canela

Ayuda a metabolizar la glucosa. Muy importante para diabéticos. Y le da un toque genial a todo.

 

Agua

Es una obviedad, pero tenía que estar en esta lista.

Mantiene la tensión arterial, nutre las células, hace funcionar el riñón y elimina sustancias de desecho. Unos dos litros al día.

 

Pasta

Para deportistas y estudiantes. Los hidratos de carbono deben componer el 50% de la dieta en una persona normal.

 

Manzana

Excelentes propiedades antioxidantes, así que previene enfermedades, entre ellas, algunos tipos de cáncer. Aporta además azúcares y fibra. Hay que comerla con piel.

 

Patata

Aporta mucha energía debido a los carbohidratos. Tiene un papel muy importante en situaciones de malnutrición y pobreza.

 

Naranja y mandarina

Vitamina C. Una naranja cubre los 60 miligramos de vitamina diaria en una persona adulta. Y su poder antioxidante repele las células cancerosas.

 

Espárrago verde

Pocas calorías y mucha fibra, minerales (potasio, calcio, magnesio) y vitamina E. Encima, están ricos.

 

Leche

La enfermedad ósea más frecuente es la osteoporosis, que hay que prevenir desde la infancia, un momento crucial de la vida. Los niños tienen que tomar entre tres y cuatro lácteos cada día. También fundamental para las mujeres durante la menopausia.

 

Yogur

Si se tiene intolerancia a la leche hay que recurrir a otros productos lácteos. Su valor nutritivo es muy similar al de la leche, pero su sabor y consistencia le dan personalidad propia. Tanto, que protege la flora intestinal, previene diarreas e infecciones.

 

Especias

Enriquecen cualquier receta y potencian los sabores. Hay que tener cuidado con las especias picantes. Una de las más usadas es el perejil, que aporta vitamina C y varios minerales.

 

Huevo

Es uno de los productos más comunes y consumidos en nuestras dietas. La clara tiene proteínas de alto valor. La yema es rica en grasa saturada, colesterol, lecitina y luteína. Recordar siempre que hay que ser cuidadosos en su preparación para evitar, por ejemplo, la salmonelosis. Siempre tiene que estar bien hecho, bien cocido o bien frito.

 

Lechuga

Aporta pocas calorías, tiene fibra y minerales (sobre todo potasio). Y siempre es agradable en verano.

 

Tomate

No puede faltar en nuestra dieta. Para los hombres: un estudio prueba que comer tomates reduce el riesgo de cáncer de próstata en un 35%. Pero es bueno para todos. Las dietas ricas en verduras ayudar a disminuir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

 

Judía verde

Tiene hidratos de carbono, proteínas, fibra, potasio, magnesio, betacarotenos y vitamina C, entre otros nutrientes. Además, aportan pocas calorías.

 

Café

La cafeína activa, estimula y eleva el rendimiento en las tareas de razonamiento. Algunos estudios demuestran que los consumidores de café tienen menor riesgo de padecer Parkinson o Alzheimer. Siempre sin abusar, claro.

 

Además del café, el té es una de las bebidas más consumidas del mundo. Estimula el ritmo cardiaco, previene las enfermedades del sistema nervioso y el Alzheimer.

 

Cacao

El chocolate beneficia la tensión arterial. El efecto es similar al que logran algunos fármacos contra la hipertensión. Pero cuidado con las calorías. Cuanto más contenido puro de cacao, mejor.

 

Almendra

Recomendable por su grasa insaturada, adecuada para controlar el colesterol. Con muchas calorías, pero también aporta fibra.

 

Sal yodada

Evita la deficiencia de yodo. La sal puede prevenir el retraso del crecimiento y potenciar el desarrollo intelectual.

 

Zanahoria

Tiene betacaroteno y, tras ser absorbido en nuestro cuerpo, se transforma en vitamina A o retinol, esencial para la vista, la piel y las mucosas. También contiene hidratos de carbono y fibra.

 

Pollo

Además de versátil, aporta proteínas de alto valor biológico, vitaminas A, B6, B12, hierro y fósforo.

 

Guisante

Tiene almidones y proteínas vegetales, pero también mucho valor energético. El contenido en grasas, en comparación con el resto de nutrientes, no es relevante.

 

Alcachofa

Aporta fibra, evita el colesterol y los triglicéridos, es antiinflamatoria, diurética y baja la tensión arterial. Eso sin contar con que es rica en minerales y vitaminas del grupo B.

 

Piña

Es perfecta para el verano porque tiene una gran cantidad de agua (más del 75%). Mejor fresca que en zumo o almíbar.

 

Pescado azul

Proteínas de alto valor biológico (proteínas que generan más proteínas y sintetizan músculos, hormonas y nuevas células). Uno de los más consumidos es el atún, que además aporta grasas con mucho valor nutricional (ácidos grasos omega 3) que favorecen la circulación sanguínea, bajan los triglicéridos y el colesterol.

 

Jamón serrano

Su valor calórico es inferior al de otros embutidos, posee ácido oleico monoinsaturado (el del aceite de oliva) y es una fuente de proteínas.

 

Ajo

Algunos estudios demuestran que protege de algunos tipos de cáncer. Sus beneficios se atribuyen a la alicina.

 

Cebolla

Tiene quercetina, que protege las células. Pero siempre se debe comer cruda.

 

Pimiento

Poco valor calórico, buena fuente de vitamina B y C y antioxidantes.

 

Calabacín

Contiene mucho agua, hidratos de carbono y una parte moderada de fibra.

 

Frutos rojos

Son antioxidantes, tienen pocas calorías, fibra y propiedades diuréticas y laxantes. Además, fortalecen las defensas.

 

Bayas de Goji

Son pequeñas frutas rojas que se consumen desecadas y proceden del Tíbet. Aportan muchos nutrientes: vitamina Charlotte (en una concentración mayor que cualquier otra fruta), vitaminas A, B1, B2, B6 y E. E un poderoso antioxidante.

 

Aceite de oliva virgen

Su secreto está en la vitamina E y los antioxidantes del grupo de los polifenoles que contiene. La grasa monoinsaturada previene la arteriosclerosis, no eleva el colesterol malo (LDL) y limpia las arterias.

 

Vino tinto

Es antioxidante, baja el colesterol malo, aumenta el bueno y previene el envejecimiento prematuro porque protege las células, previene tumores, catarros y cardiopatías.

 

Brócoli

Se le atribuye una capacidad de protección frente a algunos tipos de tumores.

 

Soja

Los aminoácidos esenciales de la soja repercuten sobre todo en la mujer porque disminuye las descompensaciones hormonales.

 

Arroz

Aporta proteínas, contiene vitaminas, minerales e hidratos de carbono, que aportan energía. Se podría consumir una ración de arroz de forma diaria y sería sanísimo.

 

Lentejas

Gran valor nutricional. Contienen una gran cantidad de proteínas.

 

Judías blancas

Alto poder energético y mucho y hierro.

 

Espinaca

Resiste muy bien la congelación y posee fibra, vitaminas, minerales y pequeñas cantidades de calcio y hierro.

 

Pescado blanco

Contiene ácidos grasos omega 3. Se debe consumir dos veces por semana.

 

Mejillones

Barato y disponible todo el año. Muchas proteínas y bajo nivel de grasas.

 

Pan de levadura madre

Lo puede elaborar cualquier persona en su casa. Es un pan que mejora el sistema digestivo, previene enfermedades del corazón, baja el colesterol y limpia la sangre.

 

Maíz

Esta hortaliza destaca por sus hidratos de carbono. No aporta grandes cantidades de vitaminas, pero es básico para los celíacos porque no contiene gluten.

0

El bicarbonato, ese gran desconocido

2014-03-27 11.30.56¿Aún no sabes todos los usos que tiene? Aquí te dejo algunos que son de lo más variopinto. Hay para todos: limpieza de la casa, trucos de belleza, consejos para las mascotas…

1. Para limpiar frutas y verduras de manera más eficaz. Añade un poco a una esponja limpia y húmeda. Frota las manzanas, tomates, lo que quieras; aclara y listo para comer con seguridad.

2. Para limpiar cepillos y peines: mezcla 1 cucharadita de bicarbonato y un poco de de agua tibia. Deja a remojo un tiempo, enjuaga y seca.

3. Para proteger los cojines de las sillas y tumbonas de jardín cuando llega el frío y hay que guardar estos muebles. Espolvorear un poco de bicarbonato bajo los cojines.

4. Para limpiar la parrilla o barbacoa: echar un poco de bicarbonato en un cepillo húmedo, frotar la parrilla y enjuagar.

5. Para limpiar las alfombras y moquetas. Espolvorear bicarbonato, esperar al menos 15 minutos (mejor si se deja así toda la noche) y después pasar el aspirador.

6. Para que la ropa quede más limpia y brillante (ser la envidia de tus vecinas y conseguir que Ariel te fiche para su próximo anuncio): añadir 1 taza de bicarbonato al cajetín de la lavadora, junto con tu detergente habitual.

7. Para limpiar más fácilmente esos restos de comida que se quedan pegados a fuentes, ollas y sartenes (o cuando por desgracia se te quema algo), espolvorear bicarbonato, añadir agua caliente y líquido lavavajillas. Deja reposar la mezcla durante 15 minutos y después, friega los cacharros con menos esfuerzo.

8. Para hacer tu propio detergente y limpiar de manera ecológica bañeras y lavabos. Mezcla media taza (tamaño café solo) con una cucharada de detergente líquido. Agrega después vinagre para darle una textura más cremosa.

9. Para apagar un incendio (si es pequeño). ¿Cómoooo? Me refiero a cuando estás friendo algo y el aceite de la sartén se prende. Espolvorea bastante bicarbonato sobre ella para extinguir las llamas. Recuerda que nunca hay que echar agua. Si no tienes bicarbonato a mano (un buen truco sería meterlo en un salero y mantenerlo cerca de la cocina), lo mejor es intentar cubrir la sartén con una tapa. Pero con cuidadín, please.

10. Para limpiar tanto el lavavajillas como la cafetera: haz un lavado o ciclo vacío, usando bicarbonato para limpiar estos electrodomésticos a conciencia.

11. Para relajarte y suavizar la piel: agregar una taza (tamaño café solo) de bicarbonato al agua del baño. Esto viene fenomenal después de limpiar toda la casa siguiendo mis primeros diez consejos.

12. Para devolver el brillo a la plata. En fin, un poco en desuso lo de las bandejas y candelabros de plata, lo sé. Pero todos tenemos alguna cosita, pendientes, cadenas, pulseras de plata y supongo que también habrá que limpiarlos muy de vez en cuando. Combina tres partes de bicarbonato con una parte de agua. Frota esta pasta en la superficie a limpiar con un paño o una esponja limpia. Enjuaga bien y seca.

13. Para los que tenéis gatos. Espolvorea bicarbonato en la bandeja de arena del animalillo y después la propia arena encima. Este truco ayuda a reducir los malos olores.

14. Seguimos con el tema “animales en casa”: Se puede usar el bicarbonato para cepillarle los dientes a los mascotas. Yo tengo dos perros y nunca he cuidado a este nivel sus dientes, pero si te animas, esta es una forma segura y eficaz de hacerlo.

15. Para aliviar de manera inmediata el dolor de las picaduras de insectos o de las quemaduras solares. De nuevo, mezcla bicarbonato con un poco de agua y aplícalo directamente en la zona.

16. Para desatascar rápidamente el desagüe de la cocina: vierte una taza de bicarbonato seguido de una taza de vinagre caliente.

17. Para reducir la caspa: prescinde del champú habitual durante una semana y masajea el cuero cabelludo húmedo con un puñado de bicarbonato.

18. Para hacer gárgaras o como enjuague bucal: mezclar una cucharadita con agua.

19. Igual que pasaba con los cepillos para el pelo, también los cepillos de dientes pueden beneficiarse de una buena limpieza a fondo con este consejo: remójalos en una mezcla de media taza (pequeña) de bicarbonato y media taza de agua. Deja los cepillos allí dentro durante toda la noche y enjuégalos bien por la mañana.

20. Para mejorar una tortilla y hacerla más esponjosa: añade media cucharadita de bicarbonato por cada tres huevos.

21. Para evitar que crezcan las malas hierbas: espolvorea un poco de bicarbonato en las grietas de los suelos de piedra de terrazas y jardines.

22. Para prevenir las puntas abiertas y mantener el pelo sano: mezcla un poco de bicarbonato con el acondicionador.

23. Para limpiar a fondo un inodoro, echa media taza de bicarbonato en la taza, déjalo unos minutos y limpia el inodoro.

24. Para exfoliar suavemente la piel: haz una pasta compuesta por 3 partes de bicarbonato por cada parte de agua. Aplica en la cara con los dedos y haciendo un movimiento circular. Después, aclara bien la piel.

25. Para desodorizar un desagüe: vierte aproximadamente media taza de bicarbonato por el desagüe, seguido por media taza de vinagre. Después de 15 minutos, vierte además agua hirviendo para limpiar los residuos. NOTA: No mezcles este método de limpieza con otros productos desatascadores.

26. Como pasta de dientes blanqueadora. Mezcla media cucharadita de bicarbonato con media de agua oxigenada y tu dentífrico habitual. Cepíllate los dientes, deja que actúe unos minutos y aclárate.

¡Enhorabuena! Has llegado al final de esta larga entrada. Bueno, casi…

27. Y, por supuesto, el uso más conocido del bicarbonato. Para evitar la acidez estomacal: crea un antiácido casero mezclando media cucharadita de bicarbonato con medio vaso de agua.

Ya sé que son muchos usos. Y me quedo corta. He visto muchos más en Internet, pero lo dejo para la segunda parte…

Besos.

Imagen
2

Empezar el año con fuerza

Empezar el año con fuerza

El frío no puede ser excusa. Nos abrigamos y ya está.
A disfrutar del sol y del campo. Ya sabéis que hacer ejercicio, aunque sea suave, y estar al aire libre es bueno para todo.
Aquí os dejo una foto de la HAPPY GREEN family, preparada para salir a dar una vuelta en bici y para enfrentarnos a todo lo que nos traiga el 2014, bueno, malo o regular.
¡Mil besos!

0

Otro regalo de los árboles: el aceite del árbol del té

Este aceite, obtenido del árbol Melaleuca Alternifolia, es de origen australiano. Vamos, de aquí al lado.
Los aborígenes de ese país llevan siglos utilizándolo por sus numerosas propiedades, ¡por algo será!
photo

Posee un triple efecto antiséptico: actúa contra las bacterias, los hongos y los virus. Además, es bactericida, fungicida, antivírico, cicatrizante, antiinflamatorio, desodorante, expectorante y balsámico.
Su uso no provoca efectos secundarios ni es tóxico, por lo que no conlleva ningún riesgo para la salud. Eso sí, hay que tener cuidado y evitar su contacto con los ojos.

Algunos de sus beneficios para la salud:

• Sirve para tratar el acné.
• Como anti-hongos para el pie de atleta, los eczemas…
• Antiséptico para cortes y quemaduras.
• Antiviral: puede reducir los síntomas de los resfriados y la gripe añadiendo unas gotas a un baño caliente.
• Si tenéis un humidificador que admita añadir aceites, conviene poner unas gotas para suavizar la congestión del pecho.
• Añadiendo unas gotas al champú, podéis matar a los molestos piojos.
• También ayuda en el tratamiento de infecciones sinusales.
• Para acabar con la caspa y con problemas de cuero cabelludo seco.

También tiene usos para la limpieza de la casa.

• Para crear un limpiador multiusos, mezcla 2 cucharadas de aceite de árbol de té con 2 tazas de agua en una botella pulverizadora. Es especialmente eficaz contra las manchas de moho que pueden salir en las cortinas de ducha y en otras superficies.
• Se puede añadir unas gotas a la botella del lavavajillas (Mistol, Fairy…) para que los platos y demás queden limpios y también desinfectados.
• Unas gotas añadidas a cada lavadora dejan la ropa con olor a limpio.
• Para mantener los gérmenes a raya, rociar con la mezcla de agua y aceite del árbol del té las tronas de los bebés, sus sillas del coche, etc.
• Pon 15 gotas en un litro de agua para conseguir un eficaz repelente de insectos.
• Y, por último, conviene llevar un frasquito de aceite si vamos al campo para poner directamente en las picaduras de insectos o en las ampollas de los pies.

Como veis, vale para todo. Si os queda alguna duda, me lo comentáis. De todas formas, se puede encontrar mucha información al respecto en Internet.

10

Jarabe para la Tos y la Garganta

Ya ha empezado a llover y bajan las temperaturas. Así es el otoño, temporada de hojas caídas, resfriados y mocos.

Os voy a contar cómo elaborar este remedio casero que alivia el dolor de garganta y la tos. Mi madre me daba algo similar cuando era pequeña, pero entonces era solo miel y limón -sin rebajarlo con agua- y, no nos vamos a engañar, sabía a rayos.

picstitch (2)

El limón nos ayuda con su vitamina C. El jengibre y la miel combinados ayudan a aliviar la congestión nasal y las gargantas algo irritadas.

Se puede hacer de antemano y tenerlo guardado en un tarro en el frigorífico o la despensa. Es mucho más eficaz si se toma en cuanto empezamos a sentir ese pequeño cosquilleo en la garganta. Sabéis de lo que hablo, ¿verdad? Ese cosquilleo que dice: “Prepárate, soy un resfriado y estoy a punto de pasar una semana en tu cuerpo a pensión completa y con todos los gastos pagados”.

Algunas personas aseguran que tomando una cucharada de esta mezcla cada día se pueden mantener bien alejados los resfriados. No tengo ninguna base científica para afirmar algo así, pero es tan inocuo que se podría hacer sin problema alguno.

Eso sí, no soy médico ni pretendo sustituir los consejos de un especialista. Si estáis malos malísimos, directos al centro sanitario más cercano, que no tengo tiempo para demandas.

Y ahora, manos a la obra.

Escoge un tarro de cristal de tamaño grande, más o menos de medio litro y que esté limpio.

picstitch

Corta un par de limones en rodajas y mételos en el frasco después de quitarles las pepitas (habrás llenado el tarro hasta la mitad).

Añade jengibre fresco, una pieza de unos dos centímetros rallada. Pon encima más rodajas de limón y vierte lentamente la miel para que cubra todo el limón.

Tapa el tarro y deja reposar durante unas 24 horas antes de empezar a usarlo. Si los productos son de agricultura ecológica, mucho mejor. Yo he utilizado una miel natural de la comarca de Omaña, en León.

Lo último que he hecho ha sido añadir un poco de agua para que se disolviera mejor. Este paso es opcional.

Se puede tomar una cucharada cada tres horas cuando tenemos síntomas o mezclar el jarabe con una taza de agua hirviendo o con una infusión.

Espero que no tengáis que usar este remedio. Pero, si os hace falta, aquí lo tenéis.

Ingredientes:

2-3 limones

1 pieza de jengibre fresco

1/2 a 1 taza de miel