0

Arena mágica o “Kinetic Sand” en casa

Os cuento cómo hacer vosotros mismos este tipo de arena moldeable tan divertida para todos, no solo para los niños. Se trata de una arena que se pega a sí misma, pero no a las manos. Y, cuando jugamos con ella moldeándola, da la impresión de tener vida propia.

Materiales necesarios:

Arena fina (en las tiendas de mascotas, por ejemplo, tienen arena fina para acuarios)


Harina fina de maíz


Colorante líquido (opcional)


Detergente lavavajillas (a mano)

Instrucciones:

Mezcla en un bol 1 taza de arena con 1 cucharadita y media de harina de maíz.

Añade 1 cucharadita de lavavajillas y media taza de agua (se puede añadir más si es necesario).

Si vas a usar el colorante, es el momento de hacerlo, y basta con unas gotitas. Mezcla hasta obtener una masa homogénea y deja que se seque durante un par de horas.

¡¡Ya está!!

El proceso, en este vídeo protagonizado por mi hijo Pablo (12 años), quien me inspiró para escribir esta entrada del blog.

0

Para esos cables que tanto se lían 

No sé si habréis visto en las tiendas este tipo de accesorio para los auriculares.

Suelen ser de plástico y su forma nos permite enrollar los cascos y mantenerlos allí entre uso y uso, evitando que el cable se enrede.

Me pareció algo útil y me decidí a hacerme uno casero.

Empecé dibujando y cortando la forma (más bien imperfecta).

Utilicé para ello las tapas de plástico de unos cuadernos viejos de mis hijos.

Hice dos “haches” y las uní con celo.

 Corté dos trocitos de fieltro gris un poco mas grandes y, para darles un toque más alegre y personal, bordé unas cosillas en uno de ellos.

Después, solo quedaba forrar con el fieltro las “haches” de plástico, coserlo con puntadas decorativas y cortar después el fieltro.

¡Y ya está!

0

Easter Eggs y Torrijas

huevos

¡Feliz Jueves Santo! Espero que estéis disfrutando mucho de estos días de vacaciones y buen tiempo.

Hoy quería contaros cómo teñir unos huevos de Pascua. Esta tradición me viene por parte de marido americano y, como la familia es “fifty-fifty” hispano estadounidense, hay que hacer cabida a todo.

Entre torrija y torrija, hay tiempo para intentar alguna actividad con los niños.

Edad: de 3 años en adelante.
Tiempo requerido: unos 30 minutos (sin incluir el tiempo de secado)

Materiales Necesarios:

Colorante alimentario líquido
Vinagre
Agua

Huevos cocidos (con cáscara, of course) o huevos que hemos vaciado.

¿Cómo vaciar un huevo sin romper (demasiado) la cáscara?

Es fácil y divertido: lava el huevo con agua, busca el vértice superior del huevo y haz una pequeña incisión con una aguja. En el extremo opuesto, un agujero un poco más grande. Es importante romper bien la telilla interior del huevo.

Después, pon el huevo sobre un vaso vacío y sopla con fuerza por el agujero más pequeño.

Tachán tachán….

¡La yema y la clara saldrán por el agujero de abajo como por arte de magia!

Instrucciones:
En un cuenco, mezcla medio vaso de agua a temperatura ambiente, 1 cucharada de vinagre y varias gotas de colorante alimentario. Depende del color e intensidad que quieras, usa más gotas o menos. Recuerda que también se pueden mezclar.

Prepara varios cuencos con colores diferentes.

Coloca con cuidado un huevo en cada taza de colorante. Puedes meter un alambre por los agujeros para no mancharte y controlar más el proceso. Se pueden hacer varios tonos en cada huevo metiéndolos hasta distintas alturas.

Cuando te guste el resultado, déjalos en un soporte para huevos o en una toalla de papel hasta que se seque.

VARIACION “Huevos Batik”

Para imitar esta técnica de teñido de telas en los huevos, deja que los niños dibujen la superficie de los huevos con una cera blanca (o el Plastidecor de toda la vida) antes de teñirlos.

La zona que han pintado no se teñirá, resaltando esos dibujos.

Así son los huevos que he hecho con mis hijos, los de la foto.

Happy Easter!